miércoles, 17 de marzo de 2010

Análisis Crítico del artículo: La nueva visión de los Comités de Seguridad y Salud laboral en las empresas venezolanas.

De: Cabeza, María Alejandra; Cabeza R., María Esther; Corredor, Edwin.

En Venezuela existe una precaria tendencia hacia la prevención en lo relativo a la seguridad y salud en el trabajo, las estadísticas pueden no resultar muy confiables al respecto, pues una cantidad considerable de accidentes en la materia no son reportados ni siquiera tardíamente. Particularmente considero, que las condiciones mínimas propias de cualquier lugar de trabajo no deben ser consideradas como accesorias, superfluas y secundarias dentro del contrato de trabajo, pues la parte patronal debe estar consciente de que las mismas, constituyen requisitos legales de obligatorio cumplimiento ante toda circunstancia que involucre el hecho social del trabajo, con miras a garantizar la integridad del potencial humano que mueve a la organización.

De los cuantiosos accidentes generados en la materia, surgen los Comités de Seguridad y Salud Laboral, como un medio para la disminución de tan lamentables contingencias, esto a fin de formar a los trabajadores para que ellos mismos autogestionen e inicien la lucha por la consecución de mejores condiciones físicas, ambientales, de seguridad y salud en las diferentes áreas laborales. De allí se deriva el deber del empleador de controlar las condiciones peligrosas en el sitio de trabajo, basado en la Legislación vigente en la materia como lo es la Ley de Prevención, Condiciones y Medio Ambiente del Trabajo (LOPCYMAT), su Reglamento y de la mano de organismos como el Instituto Nacional de Prevención, Salud y Seguridad Laboral. En este sentido, el empleador o empleadora debe no sólo suministrar un sueldo a cambio de la labor desempeñada por su personal, sino condiciones de trabajo dignas, adecuadas y acordes al medio.

Resulta de gran importancia que los Comités de Seguridad y Salud Laboral, lleven a cabo contundentes líneas de acción de acuerdo al Programa de Seguridad y Salud en el trabajo, el cual considero debe emanar de los mismos trabajadores quienes en esencia poseen un cabal conocimiento del ambiente laboral y sus necesidades. En consecuencia, el rol de los delegados y delegadas de prevención cobra una relevancia vital pues tendrán a su cargo el abordaje de la problemática de la salud a través de los comités, constituyendo desde mi perspectiva un número realmente reducido de delegados para el caso de empresas con más de 251 trabajadores, pienso que el marco legal debería ser más flexible al respecto.

Coincido con los autores en que por medio de los Comités en cuestión, se logrará una mejora significativa en cuanto a la identificación de situaciones riesgosas y peligros inminentes en el trabajo, para así disminuir la cantidad de accidentes laborales y enfermedades ocupacionales.

No hay comentarios:

Publicar un comentario